martes, 19 de enero de 2010

Confesiones de un Chef VI

Otra vez ha comenzado la semana, solo llevo una semana y parece mucho más.
Hemos dado ya una semanita para ver los fallos que cometía la gente y que cosas hacían mal, ahora viene lo más duro comenzar a cambiar la forma de trabajar, que sean más organizados, más limpios y con un poco más de sangre en el cuerpo, se nos va un cocinero por un mes de vacaciones, pero hemos conseguido encontrar una persona para sustituirle y aparte de trabajar como un bestia es un genio arreglando cosas, así que tendremos que exprimirle al máximo para que nos deje la cocina sino perfecta, casi. Jejeje.
Poco a poco voy cogiendo el truquillo a la gente y me voy entendiendo mejor con ella, pero todavía no esta muy clara mi posición como segundo de cocina, jeje, bueno ahora mismo ni mi jefe ni yo tenemos muy clara nuestra posición ya que todavía no hemos dado el cambio y en este sitio la existencia de partidas brilla por su ausencia, es todo una partida general en la que todos hacen todo y nadie hace nada, porque siempre falta de todo!!! increíble pero cierto, cada vez que se abre la nevera es entrar en otro mundo, las cosas cambian de sitio, desaparecen, aparecen otras que no deberían estar, así, hasta que te entra una risita tonta con la que te pasas todo el servicio.
Por ahora el apoyo de mi jefe es incondicional y me asesora en como hago las cosas, casi me critica mas por lo que escribo por aquí que por mi trabajo en cocina, lo cual quiere decir que tan mal no lo hago, jejeje.
Poco a poco y con grandes dosis de paciencia se van introduciendo los cambios y vamos mejorando!
Por ahora lo que hemos mejorado es el menú, hoy dimos unos 20 clientes más de lo que se solía hacer en los anteriores lunes de semanas pasadas.
Mañana más y mejor, con ganas y sin perder la sonrisa, aunque al final del servicio no quedan fuerzas, sigo sin coger el ritmo del todo, todavía me noto atontao y un poco perdido a la hora de moverme, pero eso lo da el tiempo y la practica y con nuestras "mini" jornadas de 14 horas...la voy cogiendo a marchas forzadas. Jejeje.
Esto es vida de cocinero...14 horas, calor, extres, sin fines de semana libres, horas y horas de pie, pero si te gusta es un mundo apasionante y lleno de divertidas anecdotas!y grandes momentos que hacen que sepas o al menos intentes exprimir la vida al máximo y disfrutarla en todo momento.

1 comentario: