lunes, 23 de mayo de 2011

Masa Madre

Masa Madre Express:

Ingredientes

140 gr de harina normal

140 gr de harina de fuerza

5 gr de sal

1,5 gr de levadura instantánea o unos 5 gramos de levadura prensada

180 ml de agua a temperatura ambiente.

Elaboración

Pues como un pan normal la vamos a tratar. Así que solo tenemos que poner en un bol las dos harinas con la sal y la levadura y le añadimos el agua. Primero mezclamos con una cuchara hasta formar una bola, o bien con el accesorio de palas de nuestra amasadora.

Después amasaremos sobre la mesa de trabajo con un poco de harina durante unos 5 minutos. Obtendremos una masa húmeda pero no muy pegajosa. Si lo hacemos con la amasadora solo tendremos que cambiar las palas por el gancho de amasar y a velocidad baja durante 5 minutos.

Pasamos a un bol un poco engrasado y dejamos levar la masa hasta una y media veces. En ese momento amasamos un poco para desinflar y dejamos en la nevera hasta el día siguiente para su utilización para hacer pan.

Masa Madre Tradicional:

Ingredientes:

Harina de centeno

Harina Normal

Agua (intentamos que tenga el menor cloro posible, ya sea dejandola correr un ratito desde el grifo o llenando un bote y dejandolo reposar 24 horas, mejor lo segundo para que asi tambiñén la temperatura del agua sea mas elevada)

Elaboración:

Mezclaremos la misma cantidad de harina (usamos la de centeno) y agua. ¿Cuanta? depende de tu bote. Simplemente intenta que el bote no quede lleno más que por la mitad y dejamos reposar durante 24 horas.

Al Dia Siguiente, tiramos la mitad de la masa y añadimos harina de centeno y agua hasta que el bote este otra vez por la mitad. Si deseais podeis marcar donde queda la masa, para al dia siguiente ver cuanto ha crecido.

Al tercer dia, la masa se ha hincahdo y llenado de burbujas. Además, hay un olor, “ese” olor. No es un olor desagradable, es un olor a vida, un olor nuevo e inolvidable. Volvemos a desechar la mitad del producto y volvemos a llenar con harina y agua.

Al cuarto dia si todo ha ido bien, tenemos nuestra masa madre.

Extraido y reducido de : Masa Madre

Masa Madre

Masa Madre Express:

Ingredientes

140 gr de harina normal

140 gr de harina de fuerza

5 gr de sal

1,5 gr de levadura instantánea o unos 5 gramos de levadura prensada

180 ml de agua a temperatura ambiente.

Elaboración

Pues como un pan normal la vamos a tratar. Así que solo tenemos que poner en un bol las dos harinas con la sal y la levadura y le añadimos el agua. Primero mezclamos con una cuchara hasta formar una bola, o bien con el accesorio de palas de nuestra amasadora.

Después amasaremos sobre la mesa de trabajo con un poco de harina durante unos 5 minutos. Obtendremos una masa húmeda pero no muy pegajosa. Si lo hacemos con la amasadora solo tendremos que cambiar las palas por el gancho de amasar y a velocidad baja durante 5 minutos.

Pasamos a un bol un poco engrasado y dejamos levar la masa hasta una y media veces. En ese momento amasamos un poco para desinflar y dejamos en la nevera hasta el día siguiente para su utilización para hacer pan.

Masa Madre Tradicional:

Ingredientes:

Harina de centeno

Harina Normal

Agua (intentamos que tenga el menor cloro posible, ya sea dejandola correr un ratito desde el grifo o llenando un bote y dejandolo reposar 24 horas, mejor lo segundo para que asi tambiñén la temperatura del agua sea mas elevada)

Elaboración:

Mezclaremos la misma cantidad de harina (usamos la de centeno) y agua. ¿Cuanta? depende de tu bote. Simplemente intenta que el bote no quede lleno más que por la mitad y dejamos reposar durante 24 horas.

Al Dia Siguiente, tiramos la mitad de la masa y añadimos harina de centeno y agua hasta que el bote este otra vez por la mitad. Si deseais podeis marcar donde queda la masa, para al dia siguiente ver cuanto ha crecido.

Al tercer dia, la masa se ha hincahdo y llenado de burbujas. Además, hay un olor, “ese” olor. No es un olor desagradable, es un olor a vida, un olor nuevo e inolvidable. Volvemos a desechar la mitad del producto y volvemos a llenar con harina y agua.

Al cuarto dia si todo ha ido bien, tenemos nuestra masa madre.

Extraido y reducido de : Masa Madre

martes, 17 de mayo de 2011

Inauguración de Mercado de San Anton

Ubicado en pleno corazón del barrio más colorido de la capital y después de cinco largos años de obras, renace el mítico Mercado de San Antón. Pero ya no se trata del mismo mercado tradicional al que los vecinos de Chueca, de toda la vida, acostumbraban a comprar. Los precios económicos y el ambiente familiar que se respiraba da paso a un diseño vanguardista y un concepto de 'cooking' en el que los carritos de la compra se sustituyen por 'delicatessens' para degustar en el mismo lugar.
Cuenta con un puesto de cada, lo que hace que la competencia entre ellos sea muy escasa, lo que produce que los precios hasta cierto punto puedan ser mas altos que con una competencia mucho mas dura y cercana. La calidad de las materias primas y la exhibición de genero ha sido espectacular, esperemos que dentro de unos mese sigan manteniendo esos expositores llenos de genero de calidad y tamaños que cuesta encontrar en cualquier otro comercio.
El espacio entre puesto es ligeramente pequeño y un poco agobiante cuando se encuentra mucha gente en el interior, pero la terraza que tiene en la ultima planta desahoga bastante.
La planta de en medio dispone de diferentes puestos donde poder comprar comida, tapas, pinchos variados y de diferentes nacionalidades, de calidad y de precios muy cercanos a los del mercado de San Miguel.
En definitiva un nuevo concepto de mercado mas luminoso, limpio, respetuoso con el medio ambiente, algo novedoso y que puede permitir que esos mercados de zonas céntricas de Madrid no estén destinados a desaparecer y que solo existan las grandes superficies.


Inauguración de Mercado de San Anton

Ubicado en pleno corazón del barrio más colorido de la capital y después de cinco largos años de obras, renace el mítico Mercado de San Antón. Pero ya no se trata del mismo mercado tradicional al que los vecinos de Chueca, de toda la vida, acostumbraban a comprar. Los precios económicos y el ambiente familiar que se respiraba da paso a un diseño vanguardista y un concepto de 'cooking' en el que los carritos de la compra se sustituyen por 'delicatessens' para degustar en el mismo lugar.
Cuenta con un puesto de cada, lo que hace que la competencia entre ellos sea muy escasa, lo que produce que los precios hasta cierto punto puedan ser mas altos que con una competencia mucho mas dura y cercana. La calidad de las materias primas y la exhibición de genero ha sido espectacular, esperemos que dentro de unos mese sigan manteniendo esos expositores llenos de genero de calidad y tamaños que cuesta encontrar en cualquier otro comercio.
El espacio entre puesto es ligeramente pequeño y un poco agobiante cuando se encuentra mucha gente en el interior, pero la terraza que tiene en la ultima planta desahoga bastante.
La planta de en medio dispone de diferentes puestos donde poder comprar comida, tapas, pinchos variados y de diferentes nacionalidades, de calidad y de precios muy cercanos a los del mercado de San Miguel.
En definitiva un nuevo concepto de mercado mas luminoso, limpio, respetuoso con el medio ambiente, algo novedoso y que puede permitir que esos mercados de zonas céntricas de Madrid no estén destinados a desaparecer y que solo existan las grandes superficies.


lunes, 16 de mayo de 2011

Presa de Ibérico a la Parrila con Miel de Tomillo y Crocante de Patata


Presa de Iberico a la parrilla con miel de tomillo y crocante de patata

Ingredientes:
- Presa iberica
- Miel
- Hojas de tomillo frescas
- Crocanti de almendra
- Patata
- Aceite
- Nata
- Sal/pimienta


Elaboración:
Marcamos la presa por todos lo lados en una sarten a fuego vivo, previamente salpimentada. Reservamos
En un cazo ponemos la miel, la hojas de tomillo (sin ramas) y un poco de agua o caldo y cocemos cinco minutos, retiramos del fuego y dejamos enfriar. Colamos y guardamos en un tupper hermético. Esta miel se puede tener hecha previamente y aguanta un mes sin problemas.
Pelamos las patatas y ponemos a cocer en trozos, cuando este blanda, escurrimos y ponemos en el mismo cazo al fuego para eliminar el máximo posible de humedad a la patata, cuando comience a agarrarse ligeramente al fondo, vertemos un
chorrito de nata y otro de aceite, damos vueltas hasta integrarlo todo y formar una pasta homogenea y espesa y recitificamos de sal y pimienta. Reservamos

Emplatado:
Hacemos cubos con el parmentier de patata y lo pasamos por el crocanti de almendras, ponemos dos trozos por persona, se calientan en el horno 5 minutos a 160ºC
Escalonamos la presa y marcamos al punto que se desee.
En el plato ponemos el crocanti de patata y los filetes de presa y vertemos la miel de tomillo por encima haciendo lineas que cubran la presa y el parmentier crocanti, sal maldon encima de la presa, decoramos y servimos.